Día del Periodista: libertad de pensamiento vs expresión

Felicitaciones a todos los comunicadores sociales, quienes tienen la responsabilidad de replicar la necesidad de nuestra gente, sus angustias y esperanzas.

Pero no puedo dejar de pensar en su ubicación en la arquitectura política de la nación. El ejercicio del periodismo (y sus actividades conexas) tienen su auge con la aparición del Estado moderno, en particular con los avances tecnológicos de la imprenta, fotografía y luego la transmisión digital de información.

Tenemos que la Libertad, como elemento fundacional del Estado, es la base del periodismo: poder transmitir los sucesos de la realidad a las amplias mayorías de la sociedad. Pero esa libertad de transmisión de ideas tiene dos pilares: libertad de pensamiento y libertad de expresión.

Ambos conceptos son vitales, y una sin la otra no tienen posibilidad de sobrevivir:

  • Libertad de pensamiento: es el reconocimiento a la naturaleza humana, de poder comprender la realidad y formar una idea sobre los elementos que conforman nuestro universo. No es un derecho, es un reconocimiento a la condición natural del hombre, ya que es imposible controlar lo que ocurre en la psiquis humana.
  • Libertad de expresión: es la posibilidad fáctica de plasmar y transmitir esas ideas y opiniones sobre los elementos de la realidad. Es posterior al pensamiento y se resume en una acción o conducta.

    Que el día de hoy sea para el compromiso con la defensa de la Libertad, como esencia de la vida republicana.

    EQUIPO DE REFLEXIÓN CONSTITUCIONAL DE CARABOBO

    El debate constitucional ha tomado al país. En cada ciudad, institución, comunidad y familia se está hablando de temas constitucionales: proceso constituyente y su carácter originario, evaluación de la Constitución de 1999, garantías constitucionales y derechos fundamentales, estados de excepción, competencias del Poder Ciudadano (Poder Moral) y en particular del Ministerio Público y la Defensoría del Pueblo, entre otros temas que otrora eran ajenos al común del pueblo venezolano.

    Vemos como algo positivo que la sociedad venezolana se incorpore a esta discusión, que la internalice y sobre todo que saque sus propias conclusiones. Quienes nos dedicamos a estudiar, reflexionar y escribir sobre este ámbito del conocimiento, consideramos que este proceso de socialización de asuntos constitucionales nos va a llevar a dos conclusiones: a) mayor comprensión de la delicada situación institucional del país, y b) que el pueblo venezolano NO NECESITA UNA NUEVA CONSTITUCIÓN en el 2017, basta con que se respete y cumpla la vigente. Estas conclusiones, producto de estos tiempos, se masificaron y son parte de la opinión mayoritaria del país.

    Para la reconciliación social y la estabilización de las instituciones, no se requiere de un proceso constituyente; la fórmula para cumplir estos fines exige voluntad política, respeto a los derechos de las personas y acato a los límites del ejercicio del poder.  En el estado de cosas actual, un proceso constituyente no traería solución a los profundos y actuales problemas del pueblo venezolano

    Insistimos en destacar el esfuerzo de la dirigencia política democrática regional, quienes a pesar de sus diferencias y desencuentros propios del pluralismo político, han logrado tomar decisiones unitarias y acompañar los procesos sociales que vivimos. Reiteramos nuestro llamado a la unidad política en Carabobo y evitar controversias innecesarias; en el debido momento, los carabobeños a través del sufragio premiaremos sus esfuerzos y sacrificios en el asfalto de nuestro estado. La lucha por los derechos de los ciudadanos no se puede restringir a las redes sociales y la virtualidad de las comunicaciones digitales.

    De igual manera, nos hacemos solidarios con todas las familias carabobeñas que han sido golpeadas por la brutal represión por parte de la fuerza pública: son ya más de un centenar de carabobeños golpeados, heridos, detenidos, mal juzgados e incluso asesinados. Nuestro corazón universitario está con ustedes.

    En estos días de reflexión hemos visto con preocupación la aplicación del “Plan Zamora” en “fase verde” (¿?), en nombre del cual se han cometido violaciones concretas de las garantías ciudadanas y sobre ellas hemos decidido extender nuestro análisis, vistas las gravísimas situaciones acaecidas en nuestro territorio. A priori, nos parece una orden militar sin traducción constitucional y alejado de la esfera civil.

    Más allá de la reflexión académica y de la densidad intelectual, en esta ocasión nos ha reunido la necesidad de hacer planteamientos puntuales que se transformen en actividades concretas y con un resultado para la sociedad carabobeña. Dentro de nuestras diferentes visiones, competencias y pensamientos, hemos formado puntos de consenso que describen este objetivo y alimentan nuestra propuesta.

    Estos asertos consensuados los ofrecemos a los carabobeños y a su dirigencia política para que sean tomados en cuenta, sopesados e incluidos en las decisiones y acciones de los próximos tiempos.

    Continue reading “EQUIPO DE REFLEXIÓN CONSTITUCIONAL DE CARABOBO”

    ¿En qué consiste el sufragio democrático? Crítica sustentada a las bases comiciales

    Pórtico

    La democracia es una forma de organización social donde el ejercicio de la autoridad (tomar decisiones que afectan los intereses sociales, más allá de los individuales) se establece a través de la participación de los integrantes de la sociedad: el mayor número de individuos toman la mayoría de las decisiones. La democracia se contrapone a la idea de autocracia, donde la autoridad política reside en una sola persona. El movimiento pendular entre estas dos formas de organización (uno versus muchos) ha marcado la historia de la humanidad.

    La idea democrática primordial del orden de la mayoría social, presenta dos obstáculos iniciales: a) ¿Cómo se manifiesta la voluntad de la mayoría; y b) ¿Quienes pueden/deben manifestar esa voluntad?

    Estas dos preguntas han marcado la evolución histórica de la democracia, desde sus inicios griegos, su expresión republicana en Roma, su posterior renacimiento ilustrado, su concresión en las revoluciones americana, francesa y latinoamericana, para luego su consolidación en Occidente como fórmula política básica. Desde finales del siglo XX, no existe en Occidente una manera política distinta a la democracia, influenciando incluso en los vestigios de la monarquía europea actual.

    Uno de los problemas primordiales de la democracia es que su idea fundamental se trastoca fácilmente por factores tecnológicos y demográficos: en la medida que se complejizan las sociedades (aumento de población y distribución en el territorio) y aparecen nuevas tecnologías (aparición de la imprenta, telégrafo, teléfono, internet). Entonces vemos distintas versiones de la democracia, donde las dos preguntas anteriores encuentran diferentes respuestas.

    En la actualidad, las democracias del siglo XXI responden estas dos preguntas así:

    a) ¿Cómo se manifiesta la voluntad de la mayoría?

    r) Por medio del SUFRAGIO, libre, universal y secreto.

    b) ¿Quienes pueden/deben manifestar esa voluntad?

    r) Todos los que se consideran sujetos políticos en las reglas fundamentales de la sociedad (constitución). Para nosotros artículos 5, 39, 63 y 64 CN

    Continue reading “¿En qué consiste el sufragio democrático? Crítica sustentada a las bases comiciales”