PREGUNTAS

(Artículo de opinión publicado originalmente por la Agencia Carabobeña de Noticias y sus aliados, el 11 de enero de 2018)

Hoy quería comentar la preocupación de muchos valencianos que me escriben sobre la situación de nuestros espacios públicos, el abandono no sólo físico sino espiritual. También hoy quería decirle al nuevo alcalde y su equipo, que existen maneras no tan difíciles de recomponer la atribulada escena cultural en la ciudad. Que la gestión cultural en las grandes ciudades, como estoy aprendiendo acá, consiste en la creación de convivencia y espacios de encuentro. Quería recomendarle que instale a Páez en su sitio histórico, para iniciar la reconciliación de la ciudad con su pasado (si es que eso les interesa, ojalá que sí). En realidad, quería decir muchas cosas.


Pero nada de eso ahorita importa. Un montón de preguntas me agobian. Nada de eso existe si nuestra gente sufre. Nada tiene sentido si toda una generación de nuevos valencianos no se alimenta adecuadamente, prometiendo un futuro desnutrido y doloroso para la ciudad.

¿ALGUIEN SE PREOCUPA POR LA CANTIDAD DE VALENCIANOS QUE SE ACUESTAN A DORMIR SIN COMER? Pero quizás, como lo veo yo, lo peor es ¿QUÉ PODEMOS ESPERAR DE UNA GENERACIÓN CRECIENDO EN ESCASEZ, MIEDO E IGNORANCIA?

Los centros culturales quedaron reducidos a un trabajo galerístico, pero casi no hay pedagogía ni formación. Duele decirlo, pero no hay apuesta al futuro.

Hagan una simple búsqueda en la ciudad. ¿Cuántos museos están abiertos? O mejor ¿Cuántos museos existen? ¿Cuántos centros culturales, públicos o privados, tienen alguna actividad formal y continua? Y la cereza del helado: ¿Cuántos valencianos asisten a estos sitios? Ergo, ¿En la situación actual, esa asistencia mejorará? ¿En 15 años habrá valencianos sensibles y cultos? ¿Qué está haciendo la clase política valenciana para hacer que ese futuro no sea tan abrumador?


¿De qué vale opinar sobre la cultura valenciana, si sus artistas empobrecidos emigran, o lloran cada noche porque no tienen los implementos básicos para crear (y a veces ni para comer completo)? ¿Tiene algún sentido que cuando un artista o intelectual de la ciudad muere, sus familias y amigos deben hacer grandes esfuerzos económicos e institucionales para poder inhumarlo?

¿POR QUÉ NO EXISTE UNA INSTITUCIÓN NO GUBERNAMENTAL QUE AUXILIE AL MOVIMIENTO CULTURAL EN LAS VICISITUDES DE LA VIDA?

En fin. Son tantas las preguntas que me hago, que me hacen. No tengo las respuestas y eso me agobia aún más. ¿Tú le encuentras sentido?


Quisiera pensar que las cosas cambiarán, que esa generación de niños valencianos pasando trabajo y hambre, también les de hambre de libertad en un futuro no muy lejano


NOTA LUCTUOSA: Disculpen este par de líneas tan personales, pero la intempestiva fragilidad de la vida humana puede desconcertar. Se nos fue Luis Noguera, un maestro del dibujo con una técnica exquisita y capaz de crear viajes y texturas en sus trabajos. Luis fue mi amigo, su ayuda desinteresada formó mi criterio y me ayudó a comprender la complejidad de la plástica. Te extrañaré querido amigo, gracias.

Advertisements

Si te vas a una isla desierta…

Cuando tomé la decisión de salir con mi familia del país, sabía que se convertiría en un punto de inflexión para nuestras vidas. Y en mi carrera he aprendido que toda decisión difícil viene acompañada de otras decisiones complejas.

Y una de esas tantas decisiones complicadas, fue la de 1° Comprender y aceptar que debía dejar mi biblioteca (Casi 1000 ejemplares) y 2° Que tenía que elegir unos pocos libros para que me acompañen en este viaje. Y esa fue la decisión MÁS DOLOROSA.

He vivido mi vida rodeado de libros, no concibo una realidad donde no tenga algo para leer. La idea de un viaje sin fecha de regreso, con las limitaciones económicas que apareja emigrar con la familia, me hicieron buscar una “metodología” que me permita identificar las piezas que mejor servirían para la aventura que iniciaba.

Empecé por género, y terminé con casi 50 candidatos. No sirvió. Luego seleccioné por necesidad/práctica, y terminé con más de 25. Tampoco sirvió. Ya estaba en la fecha límite y todavía tenía torres de libros que me acechaban, me llamaban, me sonreían, abrían coquetamente sus portadas para recordarme lo sexys que podían llegar a ser.

Al final mi esposa me puso los pies en la tierra, como siempre, y me colocó frente al cadáver exquisito de mi biblioteca, desparramada hermosa en la sala de nuestro antiguo apartamento. Y decidí.

Recordé mi frase favorita de Edgar Allan Poe: “si quieres que te amen, sigue entonces el rumbo de tu corazón“.

Siguiendo mi corazón, busque en hileras de libros sus corazones. Y las encontré.

El derecho dúctil. Ley, derechos y justicia” de Gustavo Zagrebelsky. Esta obra cambió el enfoque de la filosofía jurídica en los 90 y sentó las bases del pensamiento constitucional de esta generación. Me lo recomendó mi maestro Ricardo Combellas, una tarde tomado café en la universidad. Desde ese día es mi libro de cabecera.

Así hablaba Zaratustra” de Federico Nietzsche. En realidad de Nietzsche me habría llevado todo, pero me quedé con el que más trabajo me dió. Es una pieza complicada y críptica. Toda una aventura para el alma y se parecía a lo que estaba por iniciar.

La fiesta de la insignificancia” de Milán Kundera. Kundera ha sido uno de los escritores que mejor ha interpretado a Nietzsche y aplicado sus ideas en la narración. Quizás fue la elección más sencilla.

El retorno de los brujos” de Jacques Bergier y Lois Pauwels. Los creadores de la realidad fantástica en el pensamiento europeo de los 60. Lo leí por primera vez a los 13 o 14 años, y no lo entendí. Luego de mayor quise leerlo de nuevo y lo había perdido. Apareció luego en un cambalache de libros usados y volvió a mi.

El misterio de las catedrales” de Fulcanelli. Este misterioso personaje es una de las llaves del pensamiento alquímico del siglo XX, y siendo unos de los temas que más me agradan, no podía olvidarlo.

Siddhartha” de Hermann Hesse. En realidad este ejemplar no es mío, es un préstamo de una querida amiga que me abrió su hogar para recibirnos, y no pude evitar pedirle está hermosa historia, tan simbólica y enigmática como el Demian, del mismo autor.

Esta es mi selección, pude haber tomado cualquier otra pieza, pero sólo con ellos quise vivir este momento.

¿Cuáles libros meterias en tu maleta para vivir otra vida?

Y el Quijote me enseñó…

Todas estas borrascas que nos suceden son señales de que presto ha de serenar el tiempo y han de sucedernos bien las cosas, porque no es posible que el mal ni el bien sean durables, y de aqui se sigue que, habiendo durado mucho el mal, el bien esta ya cercaDon Quijote de la Mancha

Mis deseos para Valencia en el 2018

Quizás el título pueda confundir, sobre todo que en el estado en que se encuentra la ciudad, esto no sería un artículo de opinión sino una novela larguísima como las de Umberto Eco o Ken Follet.

Pero quiero presentar mis deseos, bien concretos, con el ánimo de crear conciencia, motivar a quienes hoy dirigen los destinos de Carabobo y Valencia, y sobre todo: EVITAR QUE SE PIERDA NUESTRA MEMORIA Y PATRIMONIO HISTÓRICO. Veamos.

Continue reading “Mis deseos para Valencia en el 2018”

Mi carta al Niño Jesús

“Originalmente publicado en la Agencia Carabobeña de Noticias como artículo de opinión 21/12/2017”

En estos días de lejanía, reflexión y aprendizaje personal, he analizado con cierta objetividad la situación actual del movimiento cultural valenciano. He tenido las más interesantes conversaciones y debates con artistas y personajes del quehacer cultural de la ciudad, explorando sus sentimientos, ideas, anhelos y críticas. Mis conclusiones personales las quiero compartir con los valencianos, bajo el riesgo de ser criticado, pero considero que es un acto de honestidad propia y necesario para el estado de cosas hoy. Uno de mis grandes disgustos es el “disimulo”: nadie se atreve a decir sus opiniones libremente, ni criticar con fundamento o plantear su opinión real sobre los peliagudos momentos que vive la cultura de la ciudad; siempre nos escudamos en halagos diplomáticos y la mayoría de la crítica se hace a espaldas o en pequeños círculos elitistas, convencidos que son los dueños de la verdad.

Por eso en esta triste Navidad de corazones y bolsillos rotos, quiero pedirle al Niño Dios tres cosas, que reúnen mis anhelos para la cultura valenciana:

Continue reading “Mi carta al Niño Jesús”

Una crítica peregrina

Luego de la reciente instalación de la Estatua de la Libertad en la Urbanización Prebo, en plena avenida Andrés Eloy Blanco, sentí la necesidad de hacer una crítica inmediata casi de urgencia. Pero en el transcurrir de las horas y días fui auscultando la opinión de diferentes sectores de la ciudad: artistas, intelectuales, periodistas, académicos e incluso miembros de la propia gestión municipal. Recogí las visiones de gente a la que quiero y admiro, ya que considero que el fondo del asunto no es baladí. Esto no se trata de una simple discusión sobre estética urbana, ni se puede reducir a un debate técnico museográfico. Veamos.

La Estatua de la Libertad, que llamamos “La Peregrina” por la cantidad de lugares de la ciudad que ha estado puesta, es una pieza de la ciudad de Valencia instalada frente al Capitolio en 1895 para conmemorar el natalicio del Mariscal Sucre y originalmente entendida como el símbolo de Libertad que Sucre (por su destacada campaña en el sur del continente) y Carabobo (tierra donde se selló la independencia) encarnan. Desde 1930 ha girado por la ciudad con más errores que aciertos. San Blas, Rectorado, Urbanización Kerdell, Calle Colombia, distribuidor San Blas, Parque Recreacional, han sido los sitios que han albergado a la Peregrina en su travesía por una ciudad que no la comprende.

Continue reading “Una crítica peregrina”

Vivir para resucitar: la experiencia Von Kienegger

Llegar a una tierra desconocida puede ser una de las cosas más atemorizantes que haya vivido. Todo se ve, sabe y huele distinto. Tus rutinas, tu familia, tus amigos, nada de eso existe en la cotidianidad. WhatsApp es la mesa familiar.

Pero no hay retos que no se puedan sortear con fortaleza mental, disciplina y constancia. Hace un mes pisé tierras antioqueñas, y por razones aparentemente azarosas, conocí a Doña Nora Acosta, directora de una de las galerías de arte más importantes de la ciudad. Su energía me impresionó y fue casi instantáneo que alineamos nuestra visión del asunto cultural. Me habló de su nuevo proyecto y cómo pudiese participar en él.

Continue reading “Vivir para resucitar: la experiencia Von Kienegger”

La resurrección de Sara Von Kienegger

Luego de estos maravillosos días en Medellín, he podido apreciar los avances de una ciudad para ser uno de los destinos más buscados del mundo. Una potencia económica y cultural que avanza a un ritmo ensordecedor y que me hace palidecer de envidia (de la sana, pero envidia al fin) por sus progresos y estándares de vida.

Medellín no es la ciudad perfecta: es la ciudad que asumió su imperfección y la volvió su fortaleza. Más adelante, y en una publicación aparte, me extenderé sobre estos temas.

Hoy quiero compartir con uds una alegría personal: una de las galerías más importantes de Medellín me ha invitado a participar como asesor, en el diseño y montaje de su nueva exposición.

Arte-Loft es una galería de arte con más de 10 años de trayectoria, especializada en los artistas emergentes y ubicada en la mejor zona de la ciudad.

Sara Von Kienegger es una artista austríaca, con una amplísima trayectoria como artista plástico, diseñadora, directora de cine y fotógrafa. Su nombre se codea en los más exclusivos círculos de Londres, New York, Moscú y su nuevo sitio favorito: Medellín.

Escribí esto para ellos:

 “RESURRECTION” es la más reciente serie de Von Kienegger, donde construye un paisaje de diálogo entre el espectador, el artista y los grandes maestros de la música, segmentando sus lienzos en su propia interpretación de las más importantes piezas musicales. Desde los grandes compositores universales como Brahms, Mozart y Beethoven, hasta los más recordados artistas latinoamericanos. Sara Von Kienegger derrocha talento, con una técnica certera y usando como musa el propio arte que pretende retratar.

Me siento muy feliz de poder ser útil a la cultura, de aprender muchísimo con un equipo muy preparado y de conocer una ciudad tan hermosa como Medellín.

ED.-

Para decir adiós

“Decir adiós, es crecer…”

Gustavo Cerati.

Hasta el día de hoy ejerzo mi función como Presidente del Teatro Municipal de Valencia, he puesto mi renuncia irrevocable por razones personales. Han sido 4 años de experiencia, crecimiento y aprendizaje, los cuales llevaré siempre muy cerca de mi corazón. Amo lo que hago y allí está mi esfuerzo, con mis aciertos y errores.

Me voy con la confianza del deber cumplido y el juramento que hice de trabajar para Valencia: no hay honra más grande para un ciudadano que servir a su ciudad.

IMG_20170210_094025

Gracias a todos los que me acompañaron en esta travesía: Tolkien me enseñó que todo viaje comienza con un pequeño paso, pero hoy el viaje terminó. Me queda el paisaje y la amistad sincera del movimiento cultural de Valencia, al cual pertenezco y nunca dejaré mal. Continue reading “Para decir adiós”

INTIMIDAD Y PLEBISCITO: Un erizo entre nosotros.

Una de las tantas cosas que Arthur Schopenhauer dejó al pensamiento universal, es aquel famoso “dilema del erizo“. Decía el viejo filósofo:

En un día muy frío -narra Schopenhauer-, dos erizos se encuentran y sienten simultáneamente la necesidad de calor. Para satisfacer esa necesidad buscan la cercanía corporal del otro, pero cuánto más se acercan más dolor les causan las púas del cuerpo ajenoNo obstante, al alejarse aumenta la sensación de frío, por lo que ambos erizos deben ir acomodándose hasta alcanzar una distancia óptima.”

La idea de esta parábola es que la cercanía humana puede hacerse dolorosa, pero que el apartamiento era incluso más perjudicial: entonces para la humanidad es necesario encontrar un punto de equilibrio, un espacio óptimo donde dos o más seres puedan convivir sin hacerse (tanto) daño.

Ayer 13 de julio reunimos al movimiento cultural valenciano, en torno al Frente para la Defensa de la Constitución, todos bajo la batuta de nuestra rectora de la Universidad de Carabobo Jessy Divo. La Galería Universitaria fue el punto de encuentro para que las más variadas formas de expresión cultural puedan coincidir. Nos organizamos y dimos las pautas que regirán la actividad plebiscitaria del domingo 16.

Estando allí escuché a mis maestros y amigos, reflexionando sobre la historia y cultura valenciana. En particular ofrecí mi argumento filosófico sobre el tiempo que nos ha tocado vivir y quiero que lo conozcas.

Continue reading “INTIMIDAD Y PLEBISCITO: Un erizo entre nosotros.”